La Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos (AFEP) se reunió este jueves con el presidente de la Corte Suprema, Hugo Dolmestch, y con la ministra de Justicia, Javiera Blanco, para protestar por eventuales beneficios carcelarios a los presos de Punta Peuco. 

Según publicó radio Cooperativa, la presidenta de AFEP, Alicia Lira, expresó su indignación y cuestionó el criterio judicial que expresó Dolmestch sobre las posibles libertades condicionales a los condenados por violaciones a los derechos humanos. 

"Nos vamos muy molestos, porque aquí el presidente de la Corte Suprema dice 'se aplica la ley", señaló la dirigenta, quien recordó que el mismo tribunal, en la dictadura, rechazó cientos de recursos de amparo, "pero hoy están preocupados por estos pobres ancianitos que cometieron los atroces crímenes", aseguró a Cooperativa. 

Sostuvo que "incluso es tan vergonzoso que hasta (Miguel) Krassnoff está en la lista de espera de libertad condicional". 

Luego de la reunión con el presidente de la Corte Suprema, los representantes de la AFEP se reunieron con la ministra de Justicia, Javiera Blanco, para pedirle que el Gobierno tome una posición clara respecto a este tema. 

PUB/SVM