Con 32 votos a favor y 3 abstenciones, la sala del Senado ratificó la norma que aumenta de 10 a 15 años el piso de la pena con que sancionará a quienes cometan el delito de robo calificado, esto es, robo con homicidio, con lesiones graves gravísimas, violación o secuestro. 

De esta manera se dio inicio a la votación en particular del proyecto que facilita la aplicación efectiva de las penas para los delitos de robo, hurto y receptación, más conocida como agenda corta antidelincuencia. 

La votación continuará mañana miércoles en una sesión extraordinaria de 12 a 14 horas y luego en la sesión ordinaria de la tarde que comienza a las 16 horas. En esa jornada se votará el polémico artículo sobre el control preventivo de identidad. 

En la sesión de este martes intervinieron los ministros del Interior, Jorge Burgos, y de Justicia, Javiera Blanco. 

En lo que fue la primera aproximación al tema, los senadores anticiparon algunos de los tópicos que concentrarán el debate de mañana, los que estarían relacionados con el Banco Único de Datos y el control preventivo de identidad. 

Este proyecto, en lo fundamental, busca aumentar las penas para reincidentes, restringir los beneficios carcelarios y entregar nuevas herramientas procesales para desbaratar bandas delictuales, entre otras medidas. 

En tanto, en lo que respecta al aumento de las penas para los delitos de robos violentos, si bien hubo consenso en que se necesita dar una señal de reproche social en esa línea, también hubo senadores que plantearon la necesidad de armonizar y dar una coherencia a la gradualidad de las penas. 

PUB/VJ