El dueño del Grupo Arcano, Alberto Chang, efectuó una entrevista desde Malta en donde aseguró que llegó a la nación europea para invertir en el país y no arrancando de la justicia chilena.

En conversación con el diario The Sunday Times of Malta, el empresario remarcó que no ha cometido ninguna irregularidad con su firma, rechazando los argumentos del Ministerio Público, el cual lo formalizó en ausencia y pidió su extradición.

“Ellos emitieron esa orden no basada en fraude, sino en lavado de dinero, una actividad que nunca he ejercido. Primero, porque la compañía es 100% mía, por lo tanto, no es posible que haya lavado mi propio dinero”, precisó.

Asimismo, enfatizó que “la arista del lavado de activos es una excusa muy débil para solicitar la extradición”.

Sobre su estadía en Malta, Chang expresó que “no vine acá a crear problemas, ni huyendo de la justicia. Vine con una propuesta válida de invertir en este país. Hay una serie de acusaciones, pero no han sido probadas. Lo que sucede es que con las acusaciones del fiscal, financieramente nuestras cuentas fueron congeladas, nuestras cuentas off shore y en Chile, por lo que caímos en default”.

Además, manifestó que tiene los activos para devolver el dinero a sus clientes. "Sabemos que contamos con los instrumentos y los medios de pago. Tenemos la voluntad de pagar y lo hemos demostrado en todo lo que hemos hecho", añadió.

"A final de cuentas, esta persecución no es en mi contra, ni en contra de mi madre, es en contra de todos los aportantes, porque la fiscalía tiene nuestros activos, pero no le están pagando a nadie, sólo los están reteniendo“, culminó Chang.

PUB/CM