Los alcaldes tienen de acuerdo con la ley chilena la facultad de otorgar permisos municipales, enajenar bienes muebles, además de dictar resoluciones obligatorias de carácter general o particular, que tengan relación con los habitantes de su comuna. 

Con esas atribuciones es que la máxima autoridad de la comuna de Lebú tomó una determinación que no dejó conformes a varios de los habitantes de la comuna. 

Esto, luego que el pasado 3 de marzo, el alcalde Cristián Peña Morales, según se informa en la cuenta de Facebook de la Municipalidad, se comprometiera a firmar un decreto que establece que “Lebú pertenece a Jesús”. 

En la publicación de la red social, se destaca que: “El alcalde Cristián Peña Morales, comprometió su participación en el lanzamiento "Invasión de Dios 2016”, actividad que se desarrollará este domingo a las 11:00 horas en la iglesia Renuevo, en donde se firmará por decreto que Lebu pertenece a Jesús”. 

La decisión generó reacciones inmediatas entre los seguidores del municipio, a favor y en contra de la medida. 

En su mayoría, los habitantes cuestionaron la decisión de realizar este acto administrativo y de la forma en que pasa a llevar la decisión de mantener una administración laica. Además, la medida iría en contra de la libertad de culto de los habitantes de la comuna. 

PUB/NL