Más de un millón de personas al año, a nivel nacional, convoca el rodeo chileno en las distintas medialunas del país. Cifra que es muy superior, por ejemplo, a los 620.147 espectadores que llevó el Campeonato Nacional de Fútbol de Primera A en el Torneo de Clausura 2016.

Luego que las comunas de Recoleta y Ñuñoa decidieran prohibir la práctica de este deporte, los alcaldes de Paine, Diego Vergara; Colina, Mario Olavarría; Lampa, Graciela Ortúzar; y Pirque, Cristián Balmaceda, junto a Manuel Aguilera, presidente de la Asociación de Huasos de Chile, realizaron un llamado a defender la tradición del Rodeo Chileno.

Lo anterior, según indicaron, ante el desconocimiento manifestado por algunos alcaldes respecto a este deporte, que han pedido que se prohíba su realización.

Las autoridades aseguraron que el rodeo forma parte de la tradición chilena y manifestaron que, contrario a lo que argumentan sus detractores, posee reglas claras para protegen a las personas y a los animales involucrados.

Por lo mismo, manifestaron que quienes lo rechazan, utilizan “argumentos que no son verdaderos”.

“Aquí estamos para defenderlo, para apoyar el deporte nacional. El rodeo y la tradición está muy arraigada en nuestra alma, tenemos que fomentar estas tradiciones para que sea una actividad no solo económica, sino deportiva”, dijeron los alcaldes.

PUB/NL