La alcaldesa de Ancud, Soledad Moreno, llegó hasta la Corte de Apelaciones de Puerto Montt para interponer un recurso de protección por el fenómeno de marea roja en la zona, acusando una supuesta relación con el vertimiento de varias toneladas de salmones en descomposición al mar.

“Aquí lo que se reclama es la vulneración a vivir en un medio ambiente libre de contaminación, que es una garantía constitucional”, señaló la abogada de la municipalidad, Andrea Camargo.

"La autorización que da la autoridad marítima, con un informe de Sernapesca, permitió verter en las costas toneladas de salmones en estado de descomposición, lo que podría, eventualmente, haber influido en este fenómeno de marea roja”, agregó.

Según la abogada, esta situación “vulneraría este derecho a vivir en un medio ambiente libre de contaminación”.

En la región de Los Lagos, los pescadores y algunos expertos sostienen la hipótesis de que producto de este vertimiento de salmones se habría producido la marea roja o, al menos, la habría propiciado.

Por esto, es que el Gobierno anunció que realizará un estudio científico independiente para aclarar y transparentar si es que esta situación afectó o no a la zona.

PUB/CM