En 1983 el ex párroco de El Bosque, Fernando Karadima, recibió el máximo honor de la comuna de Providencia al ser nombrado hijo ilustro por su “destacada labor apostólica a favor de los vecinos”.

El reconocimiento fue entregado por la alcaldesa de ese periodo Carmen Grez. Sin embargo, el honor recibido por Karadima podría revertirse.

Eso es lo que busca la alcaldesa Josefa Errázuriz quien -según reproduce este lunes La Tercera- espera retirar por los abusos deshonestos en los que está involucrado.

Para revocar el decreto, la alcaldesa debe contar con el respaldo mayoritario del Consejo Municipal, de lo contrario continuará en la lista de los honrados de la comuna.

PUB/NL