La Alcaldesa de Santiago, Carolina Tohá, inauguró el Servicio de Atención Primario de Urgencia con instalaciones en calle Cueto 543, en pleno Barrio Yungay. El nuevo SAPU es el primero en Santiago que dependerá absolutamente del municipio y es una extensión del CESFAM Ignacio Domeyko que opera actualmente en el mismo lugar. La diferencia de este recién inaugurado SAPU es que ofrecerá atención a urgencias de baja complejidad y lo hará en horarios extendidos con respecto a los del consultorio. 

Si bien se trata de un servicio de urgencia para todos los vecinos de Santiago, los directos beneficiados serán los habitantes del Barrio Yungay.  La infraestructura contó con financiamiento del Ministerio de Salud, cuya inversión anual superará los 386 millones de pesos.

La Alcaldesa Carolina Tohá destacó la relevancia de esta inversión en salud para los vecinos de la comuna señalando que “este SAPU es parte de un esfuerzo mucho más amplio en que nuestra Dirección de Salud, nuestra atención primaria de Santiago, está tratando de ponerse al día en varios ámbitos pero especialmente dos en donde teníamos una falencia muy grande: la infraestructura y puntos de servicios para la comunidad. Además, tiene otra relevancia que es construirlo en una zona protegida, adaptando un edificio que hubo que remodelarlo, ampliarlo, ponerlo al día, generando la viabilidad para que este servicio atienda y tenga su personal de manera permanente de aquí en adelante, y eso se ha logrado plenamente”. 

¿Cómo funcionará?

En una primera instancia, podrán atenderse en el SAPU pacientes que estén afiliados a Fonasa, pero pronto se extenderá el beneficio a Isapres, y que cuenten con su RUT o Pasaporte. En este servicio se atenderán urgencias de niños y adultos, relacionadas con situaciones como suturas de heridas, distribución de anticonceptivos de emergencia, tratamientos inyectables intramusculares, vacunas antirrábicas y antitetánicas, caídas de altura, quemaduras e intoxicaciones, entre otros. En casos de mayor complejidad, se realizarán las gestiones de traslado hasta las unidades respectivas, según cada caso clínico.

Con turnos que contarán con un equipo de dos médicos cirujanos, una enfermera, tres técnicos en enfermería, un administrativo, un chofer de ambulancia, además de un kinesiólogo de refuerzo en los meses de invierno, el nuevo SAPU tendrá una capacidad que podría llegar durante la semana a recibir a 100 pacientes y en un fin de semana a 200. Por último, sus horarios de funcionamiento son de lunes a viernes, desde las 17 horas hasta la medianoche; y, a su vez, sábados, domingos y festivos, desde las 9 de la mañana hasta las 12 de la noche. 

Cabe señalar que en la comuna existe otro SAPU, ubicado en Copiapó 1323, pero que es administrado por el Servicio de Salud Metropolitano Central.

Por otra parte, la Dirección de Salud municipal rindió la cuenta pública de su gestión durante el 2015. Entre los datos relevantes se destaca como, a través del programa Santiago Sano, se logró sacar a 20% de los estudiantes con sobrepeso en la Escuela Salvador Sanfuentes, lo que consolida a este programa como un hito en las políticas de salud de la actual administración municipal. 

También destacó la obtención de una Cámara No Midriática, para la realización de fondos de ojo en pacientes con diabetes. Se trata de una inversión de 15 millones de pesos que va a recorrer los CESFAM de la comuna. De la misma manera, se superaron las metas en cobertura de salud para hipertensos y diabéticos; además, se superó la meta en insumos de salud como colchones anti escaras, carros de arrastre, sillas de ruedas y se entregaron 1.900 pares de lentes ópticos a los vecinos que tenían esta necesidad.

PB/MC