Por más de una hora estuvo reunida la directiva de la Unión comunal de padres y apoderados de la comuna de Santiago con la alcaldesa Carolina Tohá y concejales del municipio, con el objetivo de llegar a acuerdos en el actuar que tomarán los diferentes entes de las comunidades académicas en el tema de las tomas en los liceos y las consecuencias que tendrá en efectos prácticos y educativos.

En la cita se trataron los temas de los destrozos a los establecimientos educacionales, pero los temas que fueron tocados con más ímpetu  por parte de los apoderados es el de la recuperación de las clases que se han perdido por las ocupaciones de los alumnos, lo que podría ocasionar en algunos casos la perdida del año escolar.

Este método de presión que se ha masificado en varios liceos del país, fue rechazado de forma radical por la alcaldesa Tohá, quien manifestó que si bien estaba de acuerdo con las demandas estudiantiles, no concuerda con la forma en que solicitan los acuerdos.

“La violencia de pequeños grupos radicalizados se adueña de todo y con tonos de descalificaciones por sobre cualquier argumento, esa no es la manera de construir la educación pública como la necesitamos. La toma en en los colegios es el último recurso, no es algo que sea porque si todos los años como costumbre y por rutina, porque cuando se hace de esa manera deja de tener peso”, señaló la alcaldesa de Santiago.

Los dichos de Tohá fueron respaldados por los padres y apoderados, quiénes hicieron un llamado al resto de los centros de padres de los establecimientos que se encuentran movilizados por estudiantes para deponer las movilizaciones.

“Queremos llamar a todos los padres para que sean partícipes de una situación que nos aqueja a todos, la idea es reestablecer el diálogo y en la medida que estemos con las comunidades intervenidas, se está perdiendo el foco de poder discutir la reforma y el proceso educativo no se puede suspender y si bien la toma en el 2011 si funcionó, esa forma de movilizarse está desgastada”, expresó el presidente de la Unión comunal de padres y apoderados, Carlos Quiroz.

Además la alcaldesa aprovechó la instancia para descartar que en la comuna de Santiago se adelanten las vacaciones de invierno, porque se afectaría a colegios que están con clases normales.

“No podemos tomar la alternativas de adelantar vacaciones, porque eso sólo se puede hacer a escala comunal, y eso significa que se afectarían escuelas que están con calendario normal y eso no puede ser”, agregó Tohá.