La tarde de este jueves el ministro (s) de salud, Jaime Burrows, informó que se decretó alerta sanitaria para la Isla de Pascua tras confirmar la existencia de cuatro casos de dengue.

El personero explicó que los afectados son residentes de la isla y que actualmente evolucionan satisfactoriamente, correspondiendo a un matrimonio de adultos mayores -de 71 y 73 años-, la hija de ambos (55 años) y un hombre de 49 años que no pertenece a este grupo familiar.

Ellos son los primeros infectados de este año y actualmente evolucionan favorablemente.

Jaime Burrows calificó estos casos como autóctonos ya que el contagio se produjo en la isla, por lo que no se descarta la presencia de nuevos afectados. Además, se recalcó que "no existe el riesgo de que se presenten casos autóctonos en Chile continental". 

El ministro (s) indicó que la declaración de alerta sanitaria permitirá realizar una serie de acciones preventivas, destacando un plan de limpieza: "Con estas medidas vamos a poder movilizar recursos tanto del Ministerio de Salud, aportados por el Ministerio del Interior y la Intendencia, para poder dar un mayor control de los vectores de esta enfermedad".

Gisela Alarcón, subsecretaria de redes asistenciales, aseguró además que se está trabajando "en el fortalecimiento de los protocolos. Hoy los pacientes (que presenten síntomas) no requieren ser trasladados a la Región Metropoliana, pero si se requiere está el Hospital del Salvador y otros que tienen una especialización mayor en enfermedades infecciosas".

En primera instancia el Instituto de Salud Pública (ISP) realizó las pruebas descartando la presencia del virus Zika, ya que ambas enfermedades presentan síntomas similares.

La semana pasada las autoridades locales anunciaron la presencia de tres casos importados del virus Zika en Chile continental, que según la Organización Mundial de la Salud (OMS), estará libre en su territorio de casos autóctonos al igual que Canadá y a diferencia del resto del continente americano.

La detección de casos de dengue se produce en momentos en que la mayoría de los países de América Latina enfrentan la propagación del Zika , en especial Brasil, donde este virus es considerado responsable del aumento de casos de microcefalia en recién nacidos.

PUB/VJ