La autoridad marítima insta a la comunidad en general a actuar con precaución, respetando las normas de seguridad establecidas, evitando el tránsito por sectores rocosos, playas no habilitadas o desarrollar actividades náuticas sin la debida autorización, debido a las peligrosas condiciones del mar durante estos días.

Las fuertes marejadas deberán presentarse desde Arica a Corral (región de Los Ríos), incluyendo a la Isla Juan Fernández, debiendo las personas extremar las medidas de seguridad debido al fuerte oleaje esperado al menos hasta el día 25 de diciembre.

El Jefe de Meteorología de la Armada de Chile, Capitán de Fragata Luis Vidal, formuló un llamado al autocuidado de la población “los bañistas y deportistas náuticos deben extremar las medidas de precaución durante estos días en el mar, recordando de forma especial sólo bañarse en playas habilitadas con bandera verde y con salvavidas”.

Recordemos que este evento es el número 44 en lo que va corrido del año, convirtiéndose el 2015 en el año con mayores marejadas de la última década.

En nuestro país existen 1.030 playas habilitadas a la fecha, sólo 130 son aptas para nadar, en tanto que las 900 restantes están habilitadas sólo para tomar sol y no para nadar.

La Armada de Chile dispone del número telefónico gratuito 137 para emergencias marítimas, el cual debe ser usado por los usuarios con responsabilidad, evitando las llamadas falsas, ya que sólo provocan distraer esfuerzos y recursos humanos, ante una emergencia real.

Dentro de las principales recomendaciones para un uso seguro de playas destacan:

•    Sólo bañarse en playas habilitadas con bandera verde, de todas maneras siempre se debe ser respetuoso y estar alerta frente al mar.

•    Nunca ingresar a bañarse a una playa con bandera roja, esto es un riesgo para los propios bañistas que ponen en riesgo su vida por las fuertes corrientes y olas presentes.

•    No bañarte si has consumido drogas o alcohol, esto disminuye las capacidades físicas.

•    En caso de ingerir alimentos, se debe esperar dos horas antes de ingresar al mar, ríos o lagos.

•    Evitar ingresar al agua con los denominados piqueros.

•    No aprender a nadar en el mar, lo recomendable es hacerlo en piscinas.

•    No luchar contra la corriente del mar, sólo intentar alejarse en caso de una emergencia.

•    Sino logras escapar, mantente a flote pataleando, ahorras energía.

•    En caso de una emergencia en el agua, el afectado debe gritar pidiendo auxilio y moviendo los brazos.

PUB/CM