Chile Vamos venció en Santiago Centro, el municipio más emblemático del país y por el que los partidos políticos apuestan sus fichas. Luego que en 2012 Carolina Tohá (PPD) les arrebatara este bastión, Felipe Alessandri fue el encargado de recuperar la añorada comuna para la hoy oposición.

Las sonrisas y abrazos se dejaron ver rápidamente en el comando del candidato RN en una jornada que no tuvo mucha incertidumbre. 

Una sensación de triunfo que se consumó pasadas las 19 horas, cuando Alessandri recibió un llamado telefónico de parte de Tohá, quien lo felicitó y confirmó su trinfo electoral para quien fuera concejal durante 4 años y que, incluso, supo obtener el cupo como candidato por sobre nombres como Joaquín Lavín. 

Al cierre de esta edición, Alessandri obtenía un 46,73% de los votos, versus el 36% que alcanzó Tohá.

Una vez consagrada la victoria, Alessandri y su equipo se trasladó hasta el cité Viel. Allí comenzarían los festejos acompañados por cerca de 200 vecinos, quienes, con música y cotillón, enaltecieron la figura del alcalde electo. 

El concejal le dedicó el triunfo a su padre y agradeció a su familia y a sus colaboradores, afirmando que “estamos haciendo historia en Santiago”.

A esta convocatoria se irían sumando con los minutos los principales timoneles de la centro derecha. Hernán Larraín (UDI), Christian Monckeberg (RN), Alejandra Bravo (PRI), Felipe Kast (Evopoli), Luciano Cruz Coke (RN) e, incluso, el ex alcalde que debió entregar Santiago a la Nueva Mayoría, Pablo Zalaquett, fueron parte de la celebración. 

El líder de la UDI señaló a Publimetro que la jornada de elecciones significa “un triunfo muy emblemático que marca una señal muy potente: que se inició el camino de la recuperacion del país y se inició el camino para volver a La Moneda”.

No obstante, pasadas las 21 horas llegaría el clímax de la jornada. Felipe Alessandri haría ingreso al pasaje colmado de vecinos, junto al ex presidente Sebastián Piñera. 

“Felipe Alessandri ha sido un tremendo aporte, pero queda mucho por delante y ojalá podamos en el futuro, todos juntos, en unidad, sacar a Chile de este clima de frustración, pesimismo, desesperanza y recuperar la alegría y confianza, y poner a Chile nuevamente en la senda del progreso y el desarrollo”, señaló el ex presidente.

Eso sí, el buen humor no amainó durante la jornada. De hecho, después de las palabras de Piñera, el nuevo alcalde señaló que “desde el 2004 viene votando por mí, él ha votado más veces por mí que yo por él”, bromeó.

PUB/CF