El subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy, analizó este miércoles los alcances de la querella por injurias presentada por la Presidenta Michelle Bachelet y dirigida contra la revista Qué Pasa, medio que publicó transcripciones de interceptaciones telefónicas realizadas al operador político Juan Díaz -en el marco del Caso Caval-, en las cuales deja entrever un posible vínculo de la mandataria.

Consultado sobre si la acción legal, que Bachelet presentó en su calidad de ciudadana, afecta la libertad de expresión, el funcionario aseguró que "quiero ser claro en esto. Lo que está en juego en Chile, en este momento, no es la libertad de expresión, basta revisar los medios de comunicación para darse cuenta de eso. Lo que está en juego es la necesidad de este país de tener un periodismo responsable, por eso la Presidenta ha hecho la querella que conocen".

"La presidenta lo que hace es usar los mecanismos legales que la ley determina cuando ella se siente ofendida a través de una información. Está cumpliendo la ley", complementó.

A continuación, Aleuy señaló que "el sistema judicial chileno, que es independiente, determinará si es así o no (que se vulnera con esta querella la libertad de expresión). Lo que está en juego es la calidad y veracidad que los medios de comunicación deben cumplir para contribuir, como poder de este país, a la convivencia nacional".

El subsecretario del Interior, además, indicó que "el medio (la revista Qué Pasa) es el que utiliza la declaración de una persona que está en un proceso judicial y el medio es el que le da veracidad a esa declaración, por eso no se puede hacer contra Juan Díaz (...) No sabemos la veracidad de ese instrumento público", esto en alusión a por qué el escrito va dirigido al medio y no a quien emitió los conceptos.

Otro punto consultado a la autoridad tiene que ver con las declaraciones de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM), las cuales fueron entregadas al programa Informe Especial de TVN: "Quiero se extremadamente claro. La reivindicación cultural, político y territorial del pueblo mapuche es legítima. Cosa distinta es que existan grupos que le hagan daño a esa causa y usen medios violentos. Lo hemos criticado siempre".

PUB/VJ