El subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy, aseguró este jueves que en el caso de que necesiten mantener la libre circulación en Chiloé, debido a las protestas y cortes de caminos realizados por los pescadores, usarán el contingente de Fuerzas Especiales de Carabineros que comenzó a llegar al territorio insular hace unos días. 

“Nosotros hemos sido cuidadosos en no producir un conflicto mayor, pero si estamos obligados a mantener la libre circulación, lo vamos a hacer”, señaló Aleuy. 

Asimismo, el subsecretario del Interior dijo que la llegada de FF.EE “no es una provocación”, refiriéndose a las declaraciones de obispos que acusan que esta situación ha causado tensión en la zona. 

El obispo de Ancud, Juan María Agurto, manifestó a radio Cooperativa que “he visto carabineros en medio de la gente, acompañando, y hay una relación pacífica. Que manden gente de afuera, carabineros chilenos como nosotros, a confrontarnos, provoca un ambiente de posible violencia". 

Frente a esto, la autoridad de Gobierno precisó que “una provocación es cortar caminos y calles para que el resto de la gente que vive en Chiloé tenga problemas de combustible, de alimento, de fruta, eso es una provocación”. 

“No hemos podido entregar 1.000 pensiones, no hemos podido entregar 2.800 canastas para los que están más afectados, para quienes viven en un 100% de la captura de moluscos. Vamos a tener problemas de combustible, no es razonable que por muy legítima que sea una demanda afectemos al resto de la población”, sostuvo Aleuy. 

El subsecretario del Interior, además, puntualizó que “si hubiésemos usado las fuerzas especiales ya estarían despejados los caminos y eso no ha sido así”. 

PUB/VJ