Ayer vecinos de los sectores de Algarrobo Norte y Mirasol llegaron hasta la Corte de Apelaciones de Valparaíso para presentar un recurso de protección en contra del alcalde de la comuna Jaime Gálvez.

Esto, porque los habitantes de esta zona han plantado una treintena árboles nativos, por sus propios medios, con el fin de preservar un área verde en Algarrobo Norte. Pero algunos de ellos habrían sido desprendidos de a poco -supuestamente por la municipalidad- para pavimentar el área en beneficio de un proyecto inmobilario.

Esta acción está apoyada por el senador RN, Francisco Chahuán, quién afirma que la acción legal promueve resguardar esta área y evitar que se utilicen fondos públicos nacionales para facilitar el acceso de vehículos a un proyecto inmobiliario que involucraría 6 torres y 80 departamentos en cada una. 

Además el abogado de la petición, Christian Lucero, acusó al alcalde de ordenar el pasado 4 de enero, la destrucción de estos árboles. Hace más de un año los vecinos han reclamado por el abandono de la zona ubicada al final de la calle Samuel Lillo, pero según Lucero, la orden de pavimentar sería una “desviación de poder, pues sus atribuciones deben utilizarse para espacios comunes y no para fines de un particular”.

PB/MC