La senadora y presidenta del PS, Isabel Allende, se refirió al acuerdo entre los partidos de la Nueva Mayoría y el gobierno para el veto aditivo al proyecto de ley de reajuste al sector público. Allende cuestionó la estrategia del Gobierno de enviar la iniciativa legal que no tuvo ningún voto a favor en sala, siendo uno de los peores bochornos para la administración Bachelet. 

"Hubo un error del Gobierno, nunca debió haber tramitado esto con esa antelación, que vino prácticamente a juntarse con la elección municipal. Recuerdo otros años en que primero se ha aprobado el presupuesto y después se empieza la tramitación", sostuvo en Tele13 radio. 

La timonel socialista afirmó que la tensión entre la Nueva Mayoría y el Gobierno producto de los resultados electorales municipales, originó un clima de tensión en el oficialismo, por lo que enviar el proyecto de reajuste a los salarios de los funcionarios públicos sin conversar con los conglomerados de gobierno para definir una cifra superior a la ofertada, la que alcanza el 3,2% "no fue fuera una buena estrategia". 

"Se hace un esfuerzo por subir, con cierta modestia, pero subir el tramo más bajo que son hasta 550 mil de ingresos netos (...) nosotros entendemos que la aspiración (de los empleados públicos) es legítima, y que se quisiera más, pero dentro de las restricciones presupuestarias se está haciendo un esfuerzo", enfatizó. 

Allende también se refirió a las definiciones presidenciales al interior de la colectividad, luego de que se postergara el pleno del comité central para el 26 de noviembre y que la senadora decidiera bajar su candidatura a La Moneda. "Yo tengo un solo rol y un solo candidato que se llama unidad del Partido Socialista. Mi rol es garantizar que vamos a encontrar con madurez el mejor mecanismo, la mejor manera para definir la candidatura que el PS va a apoyar y que vamos a ir a una primaria de la Nueva Mayoría", remarcó. 

Finalmente, la parlamentaria dijo que "hay que encontrar los mecanismos que dejen, en lo posible, a la gran mayoría satisfecho para definir candidaturas, tenemos que llegar a una primaria en julio. Tenemos que tener la mejor candidatura, sería una tremenda derrota que ganara Sebastián Piñera, eso pondría en cuestionamiento a las reformas". 

PUB/CM