Las cifras reflejan que el nivel de participación de los chilenos en estas elecciones fue bajísimo, otra vez. El porcentaje de abstención superó la cifra del 2012: de un 60% aumentó a un 66%. Si se revisan las cifras según coalición, la Nueva Mayoría fue la que más perdió votos en comparación a las elecciones anteriores. Para la elección de alcalde, en 2012 contó con 2.472.086 votos, mientras que en las elecciones 2016 ni siquiera alcanzó los dos millones, con un total de 1.761.062. Si bien, Chile Vamos tuvo un aumento en relación a la cantidad de alcaldías que se adjudicó, el número de votos también disminuyó para la coalición de derecha, pasando de 2.213.654 a 1.827.815 votos obtenidos en la jornada de ayer. Si se suman las diferencias de votos de ambas coaliciones, el total da 1.096.363 votos perdidos, de los cuales corresponde un 70% a la Nueva mayoría y un 30% a Chile Vamos, aproximadamente.

Pérdida de alcaldías dentro de ambos conglomerados

Al analizar puntualmente la cantidad de alcaldías ganadas y perdidas, los vencedores son los partidos de Chile Vamos, quienes no sólo superaron en número a la Nueva Mayoría, sino que obtuvieron comunas emblemáticas y además aumentaron considerablemente el número de alcaldes en comparación a la elección de 2012. El oficialismo disminuyó en veinticinco alcaldías, pasando de 166 en 2012 a 141. En las elecciones anteriores la “Coalición” o “Alianza” sumaba 121 alcadías y los “Regionalistas e Independientes” tenían 5 más, dando un total de 126. Hoy, como Chile Vamos, alcanzaron 144, es decir, tuvieron un aumento de 18 alcaldes.

Si nos vamos al análisis más exacto de los cambios entre las elecciones de 2012 y 2016, se puede observar cuales fueron los partidos que más ganaron y cuales los que más perdieron. Al interior de la Nueva Mayoría el partido que más alcaldías perdió fue la Democracia Cristiana (-11), sin embargo a la vez fue el que más alcaldías en total tiene (43). Como novedad, los que más aumentaron en la Nueva Mayoría fueron los candidatos independientes con cupo de la coalición, los que pasaron de 25 a 33 alcaldías. El MAS también aumentó, pasando de una a dos alcaldías. Todos los demás partidos del oficialismo perdieron alcaldes a lo largo del país, sumando un total de 25 alcaldías perdidas para dicha coalición.

En Chile Vamos el resultado fue bastante parejo. Considerando a los candidatos militantes, la UDI obtuvo 52 alcaldías aumentando en 5 más en comparación a 2012. Renovación Nacional pasó de 41 a 47 alcaldías de militantes, cifra que aumenta si se consideran los 21 candidatos independientes que ganaron con cupo RN, dando un total de 68 alcaldías ganadas para dicho partido. Si se suman todos los independientes con cupo Chile Vamos (RN, UDI, PRI) dan un total de 44 alcaldes electos, ocho más que en 2012. El único partido que disminuyó su resultado dentro de esta coalición fue el Partido Regionalista Independiente que paso de dos a una alcaldía.

Los independientes siguen en aumento

Tanto como para los independientes con cupo de coalición, como para los independientes sin adhesión alguna, los resultados fueron bastante alentadores. En el caso de los independientes al interior de la Nueva Mayoría, fueron la única corriente dentro de esta coalición con un aumento notorio, pasando de 25 a 33 alcaldes. Los alcaldes independientes que fueron con cupo Chile Vamos pasaron de 36 en 2012 (Alianza más PRI), a 44 en esta elección.

Los independientes no vinculados a coaliciones, es decir los que fueron por fuera, pasaron de 41 alcaldías obtenidas en 2012 a 52 ahora. De hecho, sus votos aumentaron de 607.750 mil a 822.844 mil este año en las elecciones de alcalde.