Pese a las discrepancias políticas, el senador RN Andrés Allamand calificó como “un ángel para su familia”, la figura del líder cubano, Fidel Castro, quien falleció este sábado a los 90 años.

El legislador relató que fue Castro en persona quien le ofreció su ayuda tras el accidente que sufrió su hijo Juan Andrés, quien tras caer en una piscina sufrió un serio daño neurológico

En entrevista con Mega, Allamand confidenció la "gran y desinteresada ayuda" que Castro le brindó a su familia en los años 90' ante el grave accidente que sufrió su hijo Juan Andrés.

"Un hijo mío muy chiquitito tuvo un gravísimo accidente, se nos cayó en una piscina y quedó con un daño neurológico muy alto y mi mujer y yo recibimos un llamado directo de Fidel Castro donde nos ofrecía ayuda para el tratamiento y recuperación de nuestro niño", recordó el parlamentario.

El senador manifestó que el llamado de Fidel le "impresionó enormemente. La primera vez que hablé con él le dije que si sabía quién era yo, le dije que era un dirigente de la oposición y me respondió: lo tengo absolutamente claro y esto no tiene nada que ver con eso".

Tras esta conversación el senador viajó a la isla durante 10 años, manifestando que "Fidel Castro no solamente nos ayudó, sino que él durante muchos años se preocupó personalmente de la recuperación de Juan Andrés. Muchas veces a título de nada llegaba al hospital, hablaba con los equipos médicos, se preocupaba de los medicamentos y las terapias".

"Mi familia y yo tenemos el mayor agradecimiento humano. No voy a referir a la imagen que deba tener, creo que es mi obligación moral dar mi testimonio (...) Cuando Juan Andrés falleció tomamos la decisión, como una muestra de agradecimiento, llevar sus cenizas a Cuba".

PUB/SVM