La ciudadana colombiana de 33 años que fue acusada de secuestrar una bebé en la ciudad de Antofagasta durante ayer martes, quedó esta jornada en prisión preventiva.

Al respecto, el Ministerio Público formalizó a la imputada por los delitos de sustracción de menores, lesiones menos graves y amenazas.

Durante la audiencia, la defensa de la mujer señaló que ella tiene problemas sicológicos, indicándose que perdió un embarazo, hecho que le causó una depresión.

Este hecho habría gatillado que la ciudadana extranjera realizara el secuestro de la pequeña, buscando además de esta manera volver con su ex pareja.

Ante esto, el Juzgado de Garantía ordenó al Servicio Médico Legal (SML) realizar un examen siquiátrico a la acusada, decretándose también 80 días de plazo para la investigación.

PUB/CM