Una de las quejas que aún se mantiene entre los usuarios del sistema de transporte público de la capital es la falta de puntos de carga de la tarjeta bip!, lo que a juicio de los expertos repercute también en los altos índices de evasión que tiene el sistema, que en el último año llegó casi al 30%. 

Para ello, el Ministerio de Transportes y Metro de Santiago anunciaron esta mañana una ampliación de la red de carga de un 40%, a través de una alianza con la empresa Vendomática, que instalará máquinas dispensadoras (como las que venden snacks y bebidas) para carga de la tarjeta, las que serán instaladas en universidades, colegio, empresas y puntos estratégicos de la capital donde hay escacez de puntos de recarga. 

Las máquinas de autoservicio habilitadas para la carga bip! estarán ubicadas en lugares cotidianos de alta afluencia como colegios, universidades y oficinas; y su implementación comenzará este año con 200 puntos y finalizará en 2017 con  total de 900. 

En la actividad, el ministro de Transportes, Andrés Gómez Lobo, señaló que "en acuerdo con Vendomática, estas máquinas tienen el tótem incluido, por lo que se puede ingresar el dinero y la tarjeta ya estará cargada. También está la opción de cargar mediante webpay por internet y luego validarla en estas máquinas", explicó el secretario de Estado.

En esa línea , el presidente de Metro, Rodrigo Azócar, afirmó que “esta es una muy buena noticia. Lo que hacemos permitirá mejorar la experiencia de viaje de los usuarios de todo el sistema de transporte público de Santiago. Esto no es casual y forma parte del trabajo que venimos realizando y que busca aportar a una mejor calidad de vida de las personas, acompañándolas, poniéndonos en su lugar, dando respuestas a sus necesidades y requerimientos”.

PUB / DIG