Es un importante hito para el desarrollo de la industria aeroespacial en Chile. Y es que Suchai (Satellite of the University of Chile for Aerospace Investigation), emulando la palabra Suyai que en mapudungún significa esperanza, es el primer satélite creado en nuestro país por estudiantes, investigadores y académicos de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas (Fcfm) de la Universidad de Chile. 

Suchai es un tipo de nanosatélite denominado CubeSat (por su forma cúbica) que comenzó a fabricarse desde 2011 con un financiamiento que bordeó los 300 mil dólares, a cargo de la Fcfm. Uno de los académicos a cargo del proyecto, el ingeniero electrónico especializado en radioastronomía Marcos Díaz, destaca que este proyecto entregará información relevante para el monitoreo de la ionósfera. “En primera instancia queremos tomar una fotografía para dimensionar que tan difícil puede ser esto y así poder complementar la información que otorgan satélites más grandes. Los datos que queremos rescatar son de moderación ionosférica en áreas de la Tierra donde no hay radares, como los océanos, porque la ionósfera es muy crítica en las comunicaciones y GPS, porque distorsiona mucho los datos y las comunicaciones”, señaló. 

Carlos González, uno de los estudiantes que participó en la creación de Suchai hizo hincapié en que con este proyecto “teníamos el desafío de hacer algo que nunca se había hecho en Chile, más allá de que tengamos otros satélites que no son de fabricación propia, con la idea de realizar un avance importante para el país y de motivar a las nueva generaciones apara que sepan que en Chile sí se puede hacer ciencia de calidad con tecnología de punta”. 

Alex Becerra, el ingeniero a cargo del proyecto, expuso su satisfacción por ver concretado el Suchai y estar a sólo meses de que finalmente esté en el espacio. “Lo que queríamos era desarrollar esta tecnología y hacer un aporte real para impulsar el desarrollo espacial en Chile. Nuestra idea es seguir trabajando con otros dos nuevos satélites y que este sea el inicio ”, declaró, evidentemente emocionado.

La primera fecha de lanzamiento de Suchai estaba programada entre diciembre de 2014 y mayo de 2015, pero el cohete que lo llevará al espacio, el Falcon 9 de la empresa norteamericana Space X, aplazó la puesta en órbita para julio de 2016. 

A mediados de abril Suchai partirá a Holanda donde será puesto en un contenedor que lo llevará a Estados Unidos. Ahí será instalado en una ojiva con otros 35 satélites del mismo tipo y uno más grande. Esta ojiva se incorporará al Falcon 9, que lo llevará al espacio para ser expulsado con un resorte, donde se trasladara en una órbita elíptica sincronizada con el sol. Se calcula que Suchai dará unas 15 vueltas a la Tierra por día, a una distancia de entre 400 y 720 kilómetros de la superficie terrestre y a un velocidad de 20.000 kilómetros por hora. Y estará en órbita entre 6 a 24 meses.

Suchai se presentará a todo el público en la próxima Fidae 2016, que se desarrollará entre el 29 de marzo y el 3 de abril en el aeropuerto de Santiago.