El presunto incumplimiento de un protocolo firmado por el Ministerio de Salud, llevó a la Confederación Nacional de Funcionarios de la Salud Municipal (Confusam) a anunciar para este viernes la realización de un paro de consultorios en el nivel nacional.

Según Esteban Maturana, presidente del organismo, la movilización se debe a una “interpretación abusiva y antojadiza” del gobierno con respecto al reglamento que regirá a la ley de incentivo al retiro de los funcionarios.

Para el dirigente, dicha norma hará perder a aquellos trabajadores que no cumplen 44 horas semanales "la mitad del incentivo”, situación que de acuerdo a Maturana, habría generado “una tremenda molestia en nuestra gente”.

Esta “primera acción de fuerza” comenzaría a las 8 horas de este viernes 23 de septiembre, y se extendería por 24 horas. De acuerdo al representantes de los funcionarios de la salud, la movilización llegaría a una adhesión cercana al 80 por ciento (40 mil trabajadores).

Durante la paralización se contemplan turnos éticos para aquellos casos que requieran "inevitablemente atención", mientras que no se incluirán en la protesta a los Servicios de Atención Primaria de Urgencias (SAPU).