Chile es el país de América Latina que más basura electrónica produce, con un promedio de 9,9 kilos por persona al año, según un estudio de 2015 de la Universidad de las Naciones Unidas, que nos ubica a nivel global dentro de los 40 países más productores de este tipo de desechos. 

Para combatir estos negativos índices, el Ministerio de Medio Ambiente lanzó la campaña "100 contenedores para Chile", iniciativa que busca disponer un centenar de centros de reciclajes en establecimientos educacionales, instituciones privadas y lugares ícono de la Región Metropolitana, para incentivar las prácticas de reciclaje electrónico en la ciudadanía.

La ides es que celulares, cartuchos de tinta y tóners, pilas y baterías y discos compactos, puedan  reciclarse en los contenedores dispuestos para este fin. Al respecto, el ministro Pablo Badenier afirmó que la ciudadanía tiene la necesidad de reciclar y "lo que estamos haciendo es mejorar la oferta para que la gente recicle al momento que un producto termine su vida útil". 

Los 100 contenedores, de 360 litros de capacidad cada uno, estarán instalados a partir del 16 de mayo en Buin, Calera de Tango, Conchalí, El Bosque, Estación Central, La Reina, Lo Barnechea, La Pintana, Lo Prado, Maipú, María Pinto, Pedro Aguirre Cerda, Peñalolén, Pirque, Providencia, Pudahuel, Quilicura, Recoleta, San Bernardo, San José de Maipo, Santiago, Til Til y Vitacura.

Acopio de residuos 

La mayor parte de los depósitos estarán ubicados en establecimientos educacionales, pero habrá otros situados en instituciones privadas y públicas, como el Ministerio del Medio Ambiente, la Intendencia de la Región Metropolitana y algunos museos, entre otros lugares.

En los contenedores se podrán acopiar residuos según las siguientes categorías: celulares y accesorios (cables, cargadores, audífonos, etc.); cartuchos de tinta y tóners, pilas y baterías, y discos compactos.

PUB / DIG