Con la restricción de circulación para vehículos con sello verde, en mayo del próximo año empezará a regir el nuevo plan de descontaminación de la Región Metropolitana.

Así lo informó la Intendencia regional, señalando que la medida se extenderá entre el primer día de mayo hasta el 31 de agosto, y que permitirá sacar diariamente de circulación al 20 por ciento del parque automotor de la capital.

El intendente Claudio Orrego indicó que “tenemos una estructura del plan sobre la leña y los catalíticos, pero hay que aclarar que es durante un plazo acotado y que también hay nuevas restricciones a la industria”.

Orrego agregó que este plan antismog se ha demorado algo, pero que la próxima semana va a ser publicado, dando así inicio a una consulta ciudadana de 60 días, y que luego de eso y con las sugerencias recopiladas el Ministerio de Medio Ambiente elaborará el documento definitivo, en un plazo de cuatro meses.

El plan incluirá también medidas conocidas, como lo son la prohibición del uso de leña para calefacción y la restricción de circulación para vehículos no catalíticos.

PUB/CM