Este viernes el Ministerio de Salud presentó las nuevas advertencias visuales que deberán ser incorporadas a las cajetillas de cigarrillos que actualmente se venden en el país a partir de mayo y que tendrán una vigencia de 24 meses.

Según detalló el ministro (s), Jaime Burrows, estos diseños están enfocados en dos grupos: "Uno el de las embarazadas porque es un grupo de riesgo sobre todo si el consumo se produce en el primer trimestre del embarazo, pero que también afecta en el resto del embarazo. Puede generar problemas graves en el feto que está en formación, y eso está comprobado, puede llegar incluso a una pérdida o un aborto".

El segundo segmento al que apunta la campaña, según el secretario de Estado, radica en "los adolescentes, porque el tabaco al contener nicotina es una de las drogas más adictivas que existe. Y una vez que se adquiere el hábito del tabaco es muy difícil erradicarlo. Por lo tanto, el foco esta puesto en el inicio de este hábito del consumo del tabaco".

Datos de la Encuesta Nacional de Salud (ENS) del  Ministerio de Salud año 2010 señalan que la prevalencia actual de tabaquismo es de 40.6%, en los rangos entre 15 y 65 años y más, en población general.

Por último, la estadística señala que entre los años 1985-2010 se produjeron 331.000 (143.0000 Mujeres 188.000 Hombres) muertes atribuibles al tabaco. Dichas muertes se deben a diversas causas tales como cánceres al pulmón, tráquea, bronquios y vejiga, enfermedad isquémica, enfermedad cerebrovascular, bronquitis aguda y crónica.

PUB/VJ