Este lunes 25 de julio, al igual que muchos escolares a lo largo del país, los alumnos del Instituto Nacional regresaron a clases para comenzar este segundo semestre, el que en su caso tiene un carácter especial por volver a sus funciones académicas luego de meses de toma del establecimiento. 

El retorno a clases estuvo marcado por los incidentes verbales entre estudiantes y apoderados que hicieron notar su pensamiento de terminar el año escolar con normalidad, el que se ve amenazado por las posibles retomas de parte del centro de alumnos. 

La vocera del movimiento Apoderados por clases, Carolina Jara, denunció que “el centro de alumnos tiene pensado repetir el año, así que da lo mismo estar en toma hasta fin de año”, recalcó. 

La representante de los padres y apoderados opositores a la toma del establecimiento como forma de protesta, añadió que el tema s ha vuelto algo personal. 

“Ya es una cosa personal, no es una cosa que estén viendo a nivel nacional, a nivel del colegio y, fuera de eso, se les dio la oportunidad de presentarse cuando nos juntamos en la comisión en el ex Congreso, en la Comisión de Educación con los diputados, y ellos no quisieron ir. Debieron haber ido para presentar sus puntos”, agregó. 

PUB/SQM