Por votación unánime la Cámara de Diputados del Congreso Nacional aprobó este miércoles el Proyecto de Acuerdo que solicita a la Presidenta de la República que se incorpore al teatro en los contenidos mínimos curriculares de la educación formal en nuestro país. La iniciativa es liderada por los diputados Pepe Auth, Gabriel Boric, Giorgio Jackson, Maya Fernández, Roberto Poblete, Ramón Farias, Mario Venegas, Pedro Brown, Issa Kort, Guillermo Teiller y Felipe Kast y se enmarca dentro de la discusión de la Reforma Educacional que lleva a cabo el Gobierno. Además, es impulsada por Fundación Teatro a Mil, Sidarte y académicos del diplomado de Pedagogía Teatral de la Universidad Católica.
 
A la votación llegaron diversas personalidades del mundo artístico, cultural y educacional, entre ellos Carmen Romero, Directora Ejecutiva de la Fundación Teatro a Mil; Delfina Guzmán, actriz y presidenta de la Fundación Teatro a Mil; Andrea Gutiérrez, Presidenta del Sindicatos de Actores y Actrices de Chile (Sidarte); Verónica García-Huidobro, actriz, directora y pedagoga teatral de la Universidad Católica, los actores Francisco Reyes, Ignacio Achurra, Amparo Noguera y Liliana Ross, representantes de la Facultad de Artes de la Universidad de Chile, estudiantes de teatro, entre otros.
 
En la actualidad, el currículo de Educación Básica y Media se vincula con el desarrollo y práctica del teatro a través de la asignatura de Lenguaje y Comunicación, además de estar presente como taller en las actividades extra-programáticas de la Jornada Escolar Completa. Sin embargo como ramo obligatorio, el sistema educativo sólo incluye las disciplinas de artes visuales y música, dejando de lado a las artes escénicas, específicamente el teatro. Por eso, la aprobación de este Proyecto de Acuerdo fue celebrada con entusiasmo por todos los presentes.
 
Para Carmen Romero, Directora Ejecutiva de Fundación Teatro a Mil, “esta iniciativa representa un avance importantísimo en la formación de nuestros niñas y niños. Incorporar el teatro como parte de los contenidos curriculares mínimos habla de nosotros como sociedad, una sociedad que concibe la educación artística como parte fundamental de las personas. Sin duda el teatro permite explorar el lenguaje para decir, la luz y el color para sugerir, la música para construir climas y atmósferas y la danza y la expresión corporal para relevar al ser humano en sus distintas dimensiones”.
 
El diputado del PPD y autor del proyecto de acuerdo, Pepe Auth, sostuvo que “esta iniciativa es completamente transversal. Están presentes diputados de las bancadas de la Nueva Mayoría, de Chile Vamos, las bancadas independientes, porque trasciende las opciones políticas de cada uno. Para que la reforma educacional tenga sentido se debe cambiar lo que ocurre en la sala de clases y en particular incorporar el arte como una cuestión fundamental, para que la educación deje de ser la transmisión y enseñanzas de operaciones y conocimientos, y pase a ser la formación integral de jóvenes”, afirmó Auth.
 
Por su parte Verónica García-Huidobro, actriz, directora y pedagoga teatral de la Universidad Católica  asegura que "la llegada al Congreso Nacional, tras 30 años de trabajo y perseverancia, para concretar el ingreso de las Artes Escénicas al sistema educativo chileno, es una tremenda oportunidad para evidenciar el aporte del Teatro, la Danza y el Circo, en el desarrollo integral de todas las personas".
 
Andrea Gutiérrez, presidenta del Sindicatos de Actores y Actrices de Chile Sidarte, señaló que " Estamos contentos  porque vemos lo de hoy como un gesto político relevante para la definitiva incorporación las artes escénicas en la educación escolar, esto es una honesta aspiración del sector porque lo que buscamos es que la educación en Chile se enriquezca incorporando principios integrales y transversales, que permitan que los niños y jóvenes en Chile reciban una educación de calidad que se distancie del sistema actual que busca estandarizar a los alumnos a partir de la competencia".

PUB/CM