Una realidad que se vive en Chile es el creciente uso de la bicicleta, lo que quedó demostrado tras la organización del 5º Foro Mundial de la Bicicleta (Fmb5) en nuestro país hace solo unas semanas. También es reconocido el diagnóstico de que, a pesar del creciente uso, aún falta mucho en cuanto a infraestructura, sobre todo en el sentido de generar una red metropolitana de ciclorutas. 

Para avanzar en esa dirección, el Consejo Regional Metropolitano aprobó la suma de $3.919.826.000 para la construcción de la Ruta de la Infancia, una ciclovía de 15 kilómetros que conectará el Museo Interactivo Mirador (MIM) con el Parque de la Infancia en la ladera poniente del cerro San Cristobal, pasando por las comunas de La Granja, San Joaquín, Macul, Ñuñoa, Providencia y Recoleta, beneficiando con esto a más de 700 mil personas. 

El eje de esta ciclovía se estableció con un trabajo conjunto entre los 6 municipios participantes del Plan Maestro de ciclovías para el Gran Santiago. Se considera el inicio de las obras para el segundo semestre de 2016, utilizando en su construcción el estándar publicado por el Ministerio de Vivienda y Urbanismo en el 2014, con sentido bidireccional en la mayoría del trazado y un ancho de 2,4 m libres. 

El intendente metropolitano, Claudio Orrego, señala a Publimetro que “queremos que sea un corredor para los niños y los habitantes del sector sur de la ciudad, para que puedan usar la bicicleta de manera más expedita y sin peligros”. Agrega que el objetivo es fomentar el uso de la bicicleta para que “se convierta en parte de la vida cotidiana de la gente”.

Borrego destaca que se busca que sea “un corredor para los trabajadores y estudiantes del sector sur de la capital”, pero que también se pueda utilizar “con fines deportivos, culturales y recreativos durante los fines de semana, tanto por adultos como niños”. 

El coordinador de planificación del Fmb5, Gonzalo García, valora que este proyecto “es el primero que se planifica para unir el sector sur con el sector norte de la capital, en contraste con proyectos que utilizan el eje Mapocho de oriente a poniente“.

García entiende esta gran ciclovía como “una ruta a escala metropolitana”. También destaca que “esta es una vía que tiene un carácter deportivo y cultural muy importante, porque va a unir el MIM con el estadio Monumental, a éste con el estadio Nacional, el parque Inés de Suárez, el Parque del Río hasta el Parque de la Infancia, por lo que la cantidad de hitos que une también es muy relevante y representa un carácter metropolitano súper importante”.

Para Marcelo Sánchez, gerente general de Fundación San Carlos, organización que participa del proyecto Mapocho 42k, este proyecto “involucra 6 comunas en torno a hitos que constituyen en sí mismo atractivos para los niños y sus familias”. Y en ese sentido argumenta que “iniciativas como ésta no son excluyentes de su objetivo de transporte, más allá del ciclopaseo temático, pues se incorpora como un eje capaz de conectarse a otros de la red existente”.