Hasta casi 11 horas debieron esperar quienes intentaron cruzar las fronteras nacionales en este fin de semana largo. La razón sería el alto flujo de turistas argentinos quienes contaron también con tres días de asueto. En este sentido, desde el lado trasandino, se culpó a Chile por las demoras, ya que, según sostienen, no se habilitó la cantidad de personal necesario para realizar los trámites fronterizos.

Según precisó a el diario “El Sol” de argentina, el subsecretario de Relaciones Institucionales del Ministerio de Seguridad de Mendoza, Néstor Majul, "desde Chile no cumplieron con el acta que se acordó en Valparaíso de tener más personal disponible para la noche de este fin de semana".

No obstante, según informó, el problema se origina a causa de la infraestructura del paso fronterizo, el cual no da abasto ante la demanda de turistas que utilizan el complejo Los Libertadores en fechas como estas.

El gobierno provincial de Mendoza indicó a medios locales que se esperaba que entre 30 mil a 35 mil personas vendrían a Chile este fin de semana, hecho que atochó los principales accesos internacionales.

ATON/MM