El ministro (s) de Relaciones Exteriores, Edgardo Riveros, informó este miércoles que el gobierno argentina se abrió a la posibilidad de llegar a una "salida amistosa" con la familia de Jaime Guzám por Galvarino Apablaza, al tiempo que presentó una apelación por el estatus de refugiado político del ex frentista. 

Riveros dijo que el gobierno chileno aún desconoce el texto y que, cuando se tome conocimiento de ellos, "el equipo jurídico verá el curso a seguir, para lo cual tenemos un plazo de 5 días".

"Tenemos como elemento esencial de nuestras obligaciones y facultades y ante la apelación insistiremos en lo que son nuestros fundamentos ante el Tribunal", sostuvo Riveros.

Por otra parte, el secretario de Estado destacó que "el gobierno argentino expresó que el Estado ante la comisión interamericana de Derechos Humanos su voluntad de iniciar un espacio de diálogo con los peticionarios - la familia del senador Jaime Guzmán- a los efectos de explorar la posibilidad de arribar a una solución amistosa del asunto". 

"Esta expresión de voluntad, nosotros también la valoramos y junto con valorarla estimamos que es un paso positivo era poder encontrar alguna solución al tema planteado", dijo. 

Consultado sobre si esto último abre la posibilidad de concretar en un plazo breve la extradición del responsable del crimen del fundador de la UDI, Riveros manifestó que hay que ver el desarrollo del diálogo entre los peticionarios y el gobierno trasandino. 

PUB/NL