Fueron 46 los hinchas de la Universidad de Chile quienes, estando de paso por la localidad de Rosario en Argentina, rayaron un memorial que recuerda a los militares que participaron de la Guerra de las Malvinas entre ese país e Inglaterra. Tras ser capturados por la policía transandina, solo dos de ellos quedaron detenidos. Esta situación provocó la indignación de los argentinos quienes están pidiendo duras sanciones a los responsables de los graffitis. 

Así al menos lo informa el diario La Capital de Rosario, medio que entrevistó al Presidente del Centro de Ex Soldados Combatientes de Malvinas de Rosario, Claudio Chamorro. 

“Tenemos una indignación bárbara. Es un monumento que tiene mucho, que nos representa a todos los argentinos, ahí están los nombres de nuestros héroes”, dijo Chamorro a ese medio. 

Asimismo, pidió condenas más fuertes para los responsables pues, según él, “un par de horas detenidos por lo que hicieron es poco”.

De hecho, pidió a la Justicia Argentina que considere el daño al patrimonio que provocaron los hinchas de la Universidad de Chile en Rosario. 

“Nosotros tenemos nuestras leyes, tendríamos que ver qué pasa si vamos a hacer algo allá a ver qué pasa”, precisó. 

Cabe señalar que los barristas se encontraban de paso por Rosario cuando provocaron los desmanes, pues iban a Uruguay a alentar a la Universidad de Chile en el marco del encuentro entre este equipo y River Plate de ese país, bajo el contexto de la Copa Libertadores. 

Según la prensa argentina, la mayoría estaba ebrio y se movilizaban a bordo de un bus que tenía gran cantidad de bebidas alcohólicas. Tras el incidente, los detenidos fueron llevados hasta la seccional 3ª, donde el vehículo de transportes también fue custodiado. 

Tras el análisis de las cámaras cercanas al monumento, se determinó que fueron dos los chilenos que hicieron los rayados y, por lo mismo, el resto de hinchas fue dejado en libertad. Los detenidos, en tanto, quedaron a disposición de la Justicia Federal. 

PUB/JLM