Con un llamado a la comunidad a mantener en calma, pero en estado de alerta ante los fenómenos climáticos que han ocurrido en los últimos días, el alcalde de Arica, Salvador Urrutia, reiteró que los servicios municipales de atención primaria de salud, tanto urbana como rural, la educación municipal, la dirección de Aseo y Ornato, Desarrollo Comunal y la oficina comunal de Emergencia se encuentran en estado de alerta y con medidas especiales para responder ante eventuales situaciones de emergencia.

Rossana Testa, directora de la Salud Municipal informó que las atenciones en los Centros de Salud Familiar se extendieron el viernes hasta 20 horas y se reforzaron las atenciones en los Sapus a partir de las 17 horas del viernes 8 de julio, y que hoy sábado y también mañana habrán mayores recursos humanos de médicos, enfermeras y técnicos paramédicos.

En tanto, desde el Daem, el director de la Educación Municipal, Darío Marambio, reportó daños menores en los establecimientos de su dependencia durante la emergencia de ayer viernes, tales como voladura de nepales, letreros, caídas de focos de luminarias; todos sin consecuencias para las personas, mientras que los menores de los jardines infantiles no asistieron por la emergencia.

La autoridad también insistió que los 10 colegios albergues del Daem están operativos ante cualquier emergencia en la ciudad como en los valles de Azapa y Lluta.

Como se sabe, el viernes 8 de julio comenzaron las vacaciones de invierno hasta el 25 de julio en los establecimiento educacionales de la región, y éstas serán totales, es decir, no habrá ninguna actividad en ellos. El Daem aprovechará esta instancia para limpiar y reparar los colegios.

Por otra parte, la dirección de Desarrollo Comunitario mantiene sus unidades territoriales en acción ante cualquier situación de emergencia tanto en Arica urbano como el sector rural. Se reportaron casos menores durante la emergencia del viernes 8 de julio.

La Dirección de Aseo y Ornato concurrió oportunamente a reparar la caída de un semáforo en Vicuña Mackenna con Maipú, y continúa un intenso operativo de limpieza y retiro de ramas y arbustos en las calles y plazas de la ciudad y se hace un completo registro de los daños en el alumbrado público.