En octubre próximo y en el comedor abierto Felipe Camiroaga de la población Cardenal Silva Henríquez de Arica, abrirá sus puertas la primera panadería popular del país.

La idea de los vecinos de dicha población será financiada con fondos de desarrollo regional, gestionados por el municipio local, apunta a contar con un negocio en que el pan se venda a mucho menor precio que en el resto de las panaderías de la comuna.

Así, el kilo del producto costará 500 pesos, los que servirán para costear la entrega de pan en forma gratuita a familias que así lo requieran.

En un comienzo el proyecto estará enfocado exclusivamente en las 300 familias empadronadas por la junta de vecinos Aurora de Chile, decisión que se adoptó para evitar la reventa del pan.

PUB/NL