Una nueva alerta de marejadas se activó para estos días en el borde costero de nuestro país lo que llevó a la Armada a tomar todos los resguardos necesarios ante las cerca de 60 embarcaciones menores que se espera zarpen desde el muelle Prat en Valparaíso con turistas que observarán el espectáculo de fuegos artificiales que se desarrolla en la zona, además de extremar la precaución y el autocuidado los particulares que se acercan a la orilla o que ingresan al mar por sus propios medios en botes particulares.

El capitán de puerto de Valparaiso, Comandante Nelson Saavedra, manifestó que “realizaremos una evaluación de las condiciones del mar en forma permanente, en caso de que el fenómeno de marejadas así lo amerite podemos restringir el radio de desplazamiento de las embarcaciones en las bahías de Valparaíso, Viña del Mar y Concón, para que los turistas puedan disfrutar de forma segura del espectáculo de fuegos artificiales”.

Las fuertes marejadas debieran presentarse desde Arica a Isla Mocha (región del Bío Bío), debiendo las personas extremar las medidas de seguridad debido al fuerte oleaje esperado al menos hasta el día 2 de enero del 2016.

Otro frente de preocupación surge por los turistas que disfrutarán de las playas durante este fin de semana en las costas del litoral central y del extremo norte. En nuestro país existen 1.030 playas habilitadas a la fecha, de las cuales sólo 130 son aptas para nadar, las 900 restantes están habilitadas sólo para tomar sol y para deportes recreativos.

Al respecto, el jefe de Meteorología de la Armada de Chile, capitán de Fragata Luis Vidal, formuló un llamado al autocuidado de la población “los bañistas y deportistas náuticos deben extremar las medidas de precaución durante estos días en el mar, recordando de forma especial sólo bañarse en playas habilitadas con bandera verde y con salvavidas”. Vidal agregó que “se esperan olas que pueden llegar a los 2,5 metros en el litoral central”.

Recordemos que este evento es el número 45 en lo que va corrido del año, convirtiéndose el 2015 en el año con mayores marejadas de la última década.

La autoridad marítima insta a la comunidad en general a actuar con precaución, respetando las normas de seguridad establecidas, evitando el tránsito por sectores rocosos, playas no habilitadas o desarrollar actividades náuticas sin la debida autorización, debido a las peligrosas condiciones del mar durante estos días.

La Armada de Chile dispone del número 137 para emergencias marítimas, el cual debe ser usado por los usuarios con responsabilidad, evitando las llamadas falsas, ya que sólo provocan distraer esfuerzos y recursos humanos, ante una emergencia real.

PUB/CM