Un fuerte viento en el área oceánica de Chile generará oleajes y malas condiciones de mar que se proyectarán como fuertes marejadas con rompiente en el borde costero, informó mediante un comunicado la Armada.

La magnitud del fenómeno permite prever fuertes marejadas y se estima que esta condición se mantendrá hasta el día 30 de julio, alcanzando su mayor desarrollo en las respectivas horas de pleamar (marea alta) y según condiciones de viento local.

El jefe del Centro Meteorológico de Valparaíso de la Armada, teniente Felipe Rifo, formuló un llamado a la precaución y al autocuidado de la población

"A los turistas o residentes de las zonas costeras les recomendamos evitar acercarse al borde costero a tomar fotografías o registrar este inusual evento, debiendo respetar las zonas demarcadas y la señalética existente”, afirmó.

PUB/CM