El último día nadie se enoja y parece que el mar, durante el 31 de diciembre, hizo caso a este antiguo proverbio. Ello pues el Centro Meteorológico de Valparaíso canceló la alerta de marejadas desde la costa de Iquique hasta Isla Mocha en la Región del Biobío, cuestión que evitará empañar el lanzamiento de fuegos artificiales en algunos sectores del mar chileno. 

Según el organismo encargado de monitorear el mar, durante el último día del 2015 el océano Pacífico le rendirá honor a su nombre y sus olas no serán tan voraces como se había anunciado hasta ayer. 

Ello permitirá un tranquilo desarrollo de los espectáculos pirotécnicos programados, por ejemplo, en la Región de Valparaíso, donde se unen la comuna de ese mismo nombre, Viña del Mar y Concón para el lanzamiento de 15 toneladas de fuegos artificiales, en un show que durará cerca de 20 minutos. 

Cabe mencionar que ante la posibilidad de marejadas, desde la gobernación de Valparaíso habían modificado la ubicación de algunas balsas para evitar así problemas con estos explosivos. 

Por otra parte, desde la Capitanía de Puerto de Valparaíso indicaron que estarían monitoreando la situación y anunciaron una eventual restricción al radio de desplazamiento de las lanchas que ofrecen esperar el Año Nuevo en el mar. 

En ese sentido, las medidas de precauciones se mantendrán aunque se espera que el mar permita disfrutar sin riesgos de la llegada de 2016, que es el año del mono según el horóscopo chino. Usted, por su parte, debe tener cuidado con la mona tras la fiesta de Año Nuevo. 

PUB/JLM