La Armada anunció que investigará la denuncia de una supuesta agresión de dos marinos a un conductor de Uber en la Región de Valparaíso.

Esto luego que Nicolás Lombardi acusara que dos infantes de marina de 28 años y en evidente estado de ebriedad lo golpearan cuando él intentó ayudarlos en el camino Troncal Urbano hacia Quilpué, ya que parecían que habían sufrido un accidente de tránsito.

El afectado (24) relató a La Estrella de Valparaíso que mientras trasladaba a un pasajero vio un automóvil rojo a un costado del camino. "Cuando me acerco a ellos los veo que están evidentemente bajo los efectos del alcohol. Estaban sentados durmiendo en los asientos delanteros con los brazos cruzados. Les pregunté si estaban bien, pero no podían ni hablar".

"Les pedí que me entregaran las llaves y que llamaría a Carabineros porque no podían manejar así. Uno de ellos, el que estaba manejando, se identificó como funcionario de la Armada y me dijo que no me pasaría las llaves y que no llamara a Carabineros porque lo iban a expulsar", agregó.

Sin embargo, detalló que logró quitarles las llaves, hecho que derivó en que lo salieran persiguiendo. "En un momento caigo al suelo y el otro sujeto se lanza sobre mí y me fractura la pierna. Ahí les lancé las llaves porque no podía más del dolor", detalló.

Minutos después, los agresores fueron detenidos y formalizados por el delito de lesiones graves, quedando con prohibición de acercarse a la víctima, además de arraigo nacional y firma mensual.

Debido a este hecho, la Armada indicó mediante un comunicado que la institución "está en conocimiento de los hechos ocurridos, ante los cuales se inició un proceso investigativo interno, además de la causa judicial civil que continúa su curso".

Por último, lamentaron "profundamente lo ocurrido, no avalando el proceder de los servidores navales, ni este tipo de actuaciones, las que no representan los valores institucionales".

PUB/CM