La barcaza “Elicura” de la Armada culminó su comisión de mantenimiento de la señalización marítima existente en la ruta comercial del área norte de la Región de Magallanes.

En esta ocasión, además, se materializó el reaprovisionamiento de los faros San Pedro, Félix y Fairway, junto con prestar el tradicional apoyo de traslado de madera de ciprés, proveniente de la aislada comunidad de Caleta Tortel.

Parte de las labores desempeñadas por la unidad fueron el repintado y reencendido de balizas y boyas, como también la inspección del estado de fondeo de estas mismas. Dichas acciones están condicionadas al clima de la zona, y muchas de estas maniobras son realizadas con apoyo de botes de goma.

Muchos de estos faros son edificaciones históricas, por ejemplo, el faro Félix fue construido el año 1907, teniendo casi 110 años de antigüedad. En tanto, el faro Fairway data de 1920, teniendo una cobertura lumínica de 19 millas náuticas.

El Comandante de la barcaza “Elicura”, Capitán de Corbeta, Francisco Romero, señaló que “la importancia de estos trabajos es permitir la navegación de forma segura en la zona de Magallanes, salvaguardando el resguardo de la vida humana en el mar, previniendo potenciales accidentes o colisiones entre embarcaciones”.

Cabe destacar que las condiciones climáticas en esta comisión permitieron realizar los trabajos en la forma que estaba planificada, siendo posible avanzar incluso más rápido de lo proyectado, logrando un alto nivel de eficiencia del mantenimiento realizado.

PUB/CM