Daniel Morales es vicepresidente del Colegio de Arquitectos de Valparaíso y es uno de los férreos opositores del proyecto Mall Puerto Barón, que busca instalar un centro comercial donde actualmente se emplaza el muelle Barón, en la ciudad puerto. Proyecto a través de una alianza público-privada entre la empresa privada Mall Plaza y al estatal Empresa Portuaria Valparaíso (EPV).  

En contacto con Publimetro, Morales destaca que hace falta tener una visión más integradora de la comunidad en este tipo de proyectos y de que la inversión que hace el retail no se traduce en beneficios para la comunidad, en relación a las enormes ganancias que esta industria genera. 

Valparaíso es ciudad Patrimonio de la Humanidad declarada por la Unesco. Y este proyecto en 2015 recibió una orden por parte del Comité de Patrimonio Mundial de dicha organización que condicionó autorizar su construcción, por lo menos hasta que se realice un estudio de impacto patrimonial.

Además, el pasado 14 de enero la Contraloría General de la República resolvió decretar que este tipo de proyectos requiere un estudio de impacto ambiental, a lo que se agrega una modificación de contrato entre Mall Plaza y EPV, donde esta última se compromete a realizar estudios de vestigios arqueológicos en la zona del muelle Barón, donde se emplazará el proyecto. 

Morales señala que “evidentemente hay una voluntad por parte del Gobierno para destrabar la construcción de este proyecto”, y señala que los reparos que la comunidad de arquitectos tiene reparos con el proyecto no por un tema estético, sino por un tema de conveniencia social y de desarrollo para la ciudad. “En primer lugar, porque los terrenos donde se ubica son unos de mejores recursos territoriales que tiene la ciudad, los que tienen más alta plusvalía y eso será utilizado por un empresa de retail, porque este tipo de empresas no reinserten sus utilidades en la comunidad”. 

Morales agrega que “el proyecto del Mall Barón se inserta dentro de un plan de expansión portuaria que está generando los conflictos más grandes de la ciudad”. A su juicio en la zona portuaria se están desarrollando “tres grandes proyectos bajo el modelo de concesiones, pero por otro lado una ciudad que se te cae a pedazos, donde hay 0,5m2 de área verde por habitante, cuando otras comunas del país, como Vitacura por ejemplo, tienen 19 m2 de área verde”. 

El arquitecto concluye que “el desarrollo del borde costero de la ciudad es vital para el desarrollo futuro de ésta y que de alguna manera la pobreza, la decadencia y la degradación que está sufriendo Valparaíso van de directa relación con la imposibilidad de recuperar su borde y los malos proyectos que se instalan en él y generan el rechazo de la comunidad, porque la Unesco ha señalado que estos proyectos ponen en riesgo la condición de Patrimonio de la Humanidad de Valparaíso”. 

Desde Mall Plaza han señalado que el proyecto tiene un alto nivel de aceptación entre la población porteña, que además contribuye al desarrollo de la ciudad y que es amigable arquitectónicamente con el sector en que se emplaza. Agregan que el proyecto Puerto Barón está a 2.5 kms de la zona declarada patrimonio por la Unesco, por que están seguros que el proyecto genera un beneficio para la ciudad.