Arresto domiciliario nocturno y la prohibición de acercarse a sus víctimas son las medidas preventivas que afectan a las seis personas que agredieron (todas) y secuestraron (dos de ellas) a dos jóvenes a las que acusaban de brujería, en la comuna de Pudahuel.

Los formalizados son Blanca Acosta, Verónica Calderón, Lilian Acosta, Teresa del Carmen Paredes, Paola Pérez y Héctor Calderón.

De acuerdo a lo relatado en la audiencia de formalización, los imputados llegaron hasta el domicilio de las muchachas (ambas mayores de edad) para insultarlas y acusarlas de contagiar el sida a través de magia negra y brujería.

Luego de ello, las habrían golpeado, maniatado y secuestrado. Según lo señalado por la Fiscalía, los agresores retuvieron a las víctimas desde el 11 hasta el 12 de febrero (a una de ellas).

El tribunal decretó que las medidas cautelares se mantengan por los 60 días decretados para la investigación del hecho.

PUB / DIG