Una pena que va desde los tres hasta los 10 años de cárcel, pende sobre Javier Concha, el joven de 18 años detenido luego de atacar con un arma blanca a una vecina y cercenarle una de sus manos, en la comuna de Maipú. 

El detenido quedó con arresto domiciliario total por los 180 días que dure la investigación del hecho, ocurrido el pasado domingo en el marco de una discusión entre el joven y una mujer de 23 años de edad, identificada como Estefanía Obreque. 

En la audiencia de formalización, realizada el pasado lunes, se explicó que los conflictos entre ambas familias comenzaron hace un año debido a las heces de la mascotas de uno de los vecinos, pero luego fueron diversificándose en los motivos y escalando en intensidad. 

A la víctima, en una intervención quirúrgica que se realizó en el hospital del Trabajador y que duró casi nueve horas, se le reimplantó su mano izquierda, y se encuentra en observación para ver cómo reacciona a la operación. 

PUB/VJ