El pasado fin de semana se celebraron las Fiestas Patrias, festejos donde abundan los asados. En ese sentido la duda surge: ¿cuánto afectó esto en la contaminación del aire en Santiago?

Un informe del experto en modelos de pronóstico en contaminación atmosférica y ambiental de la Universidad de Santiago, Patricio Pérez, arrojó que la contaminación aumentó hasta en un 80% en comparación a la misma fecha del año pasado en la capital. En base a lo mismo, sostuvo que los asados fueron el principal factor que incidió en el aumento de la contaminación en estas fechas.

“El promedio móvil de 24 horas de MP 2,5 estuvo por sobre los 80 microgramos por metro cúbico desde las 18.00 horas del 18 de septiembre hasta las 18.00 h del 19, alcanzando su valor máximo de 90 microgramos por metro cúbico la mañana del 19. El año pasado, el máximo que se alcanzó fue de 50 μg/m3 durante todo el periodo, comprendido desde el 16 al 20 de septiembre. Es decir, en 2016 hubo un aumento que llegó hasta el 80% en cuanto a contaminación por material particulado fino”, sostiene el estudio.

“El empeoramiento de la calidad del aire no se debió al uso de calefacción a leña, por lo templado de las temperaturas. Pero se observó un aumento significativo de las concentraciones horarias de MP2,5 a partir de las 19.00 horas del 17 de septiembre, lo cual coincide con el desarrollo masivo de asados con motivo de las celebraciones de fiestas patrias. La incidencia de los asados del 17 y 18 de septiembre puede ser entonces la causa de que las concentraciones de 24 horas (Icap) alcanzaran los valores mencionados a partir de la tarde del 18 de septiembre”, sostiene el informe.

Además, recalca que “estas altas concentraciones son inusuales para la época del año, ya que en este mes las condiciones de ventilación tienden a mejorar comparadas con los meses de abril a agosto. Sin embargo el 17 y 18 de septiembre hubo un empeoramiento inesperado de las condiciones de ventilación”, en alusión a condiciones meteorológicas como, por ejemplo, temperaturas más cálidas.

"Desde el 18 de septiembre a las 18.00 horas hasta el 19 de septiembre a las 18.00 h, las concentraciones de material particulado fino (MP 2,5) en estación Cerro Navia se mantuvieron en el rango de alerta. Las concentraciones de Pudahuel, Cerrillos, El Bosque y Parque O’Higgins estuvieron en el rango de regular”, señala el estudio del doctor en Física.

"Comprobamos entonces que condiciones adversas de ventilación y la presencia extendida de asados en la ciudad de Santiago son una fuente importante de contaminación por material particulado fino", sentencia.

El llamado factor asados

Durante la Copa América se debatió si el factor ‘asados’ debía ser considerado al momento de establecer las medidas decretadas por la autoridad para enfrentar la contaminación.

A juicio del académico del Departamento de Física del plantel estatal, “cuando las condiciones de ventilación son desfavorables, no sería recomendable hacer asados. No obstante, si hay una percepción de que la medida no se va a cumplir, yo pensaría considerarlo para efecto de decretar medidas en el periodo invernal. Esto, porque ahora estamos fuera del periodo de Gestión de Episodios Críticos”.

Finalmente, el informe concluye que, en términos de salud, “los que están más directamente involucrados en la preparación y participación de los asados podrían verse afectados de una manera mucho más significativa que el grueso de la población”, en alusión, principalmente, a los organizadores de eventos masivos.

PUB/CM