Una banda armada robó unos 300 millones de pesos correspondientes a la recaudación por permisos de circulación, en un asalto a una oficina de la Municipalidad de Ñuñoa. 

De acuerdo a los primeros antecedentes policiales, el atraco se produjo pasada la 1 hora de esta madrugada de hoy sábado en las dependencias municipales de Irarrázaval con Pedro de Valdivia. 

Hasta este lugar llegaron delincuentes encapuchados y armados que amedrentaron al personal que trabajaba en la contabilidad del dinero y les exigieron la entrega de la recaudación por concepto de permisos de circulación. 

La fiscal de Flagrancia de la Zona Oriente, Patricia Villablanca, estimó que el botín alcanzaría a los 300 millones de pesos de la recaudación del viernes, pero el monto aún no está confirmado. 

Villablanca también informó que la contabilidad estaba a cargo de una empresa externa contratada por la municipalidad. 

PUB/NL