Este jueves Carabineros confirmó la detención en España de Kevin Olguín Sepúlveda, de 23 años, prófugo hasta ahora de la justicia y sindicado como parte de la banda que llevó a cabo el "Robo del siglo", hecho ocurrido en el Aeropuerto de Santiago en agosto de 2014.

Con la localización de este joven, son nueve los sujetos puestos a disposición de los tribunales por el cuantioso atraco, en el cual se utilizaron vehículos y vestimentas similares a las del personal del terminal aéreo, además de contar con complejos planes de ingreso y salida del recinto.

Un punto clave para lograr la captura de Kevin Olguín Sepúlveda, además del trabajo conjunto de la policía chilena y su par ibérica, fue la alerta roja publicada por Interpol -que cuenta con 190 países mienbros- en agosto de 2015, tal como detalló en conversación con Publimetro el subprefecto Ricardo Quiroz.

"Recibimos la instrucción de publicar una notificación roja para ampliar la persecución penal en el extranjero. Cuando hablamos de publicar una notiificación roja hablamos de una detención preventiva con fines de extradición, que es lo que pasó. Si él (el detenido) no hubiese tenido esta notificación al ser controlado por la policía de otro país habría quedado en libertad".

El funcionario, por ejemplo, confirmó que "Olguín Sepúlveda había abandonado Chile por el Aeropuerto Ihnternacional en diciembre de 2014. En ese momento no tenía una orden de detención, por lo que pudo salir libremente con destino a Perú y después a Europa".

Una fiscalización de rutina 

El subprefecto Quiroz relató que al momento de su detención, el sospechoso por el "Robo del siglo" se encontraba junto a dos personas más en una de las calles de Barcelona: "Un dispositivo especial de la policía se encontraba haciendo un (control) preventivo para evitar asaltos al interior de domicilios y les llamó la atención tres sujetos en la vía pública, donde uno de ellos resultó ser Olguín Sepúlveda"

"Había también un segundo chileno al que se le imputa un delito en España y no es requerido en Chile", complementó.

Para el oficial de Interpol, ahora comienza un procedimiento que podría durar -a lo menos- un mes, ya que "las autoridades judiciales presentan la documentación para pedir a España que acceda a la extradición. Tenemos que eseprar que las autoridades españolas resuelvan los escritos presentados y la participación de Interpol viene cuando recibimos un escrito del Ministerio de RREE para el traslado (del detenido) a Chile".

"Aquí estamos hablando de un procedimiento que está definido en el Código Penal chileno que se llama extradición activa", lo que implica que se cumplan tres requisitos: que sea un delito con pena mínima de un año, este formalizada la investigación y se ha acredite el paradero de la persona buscada en otro país.

Actualmente Kevin Olguín Sepúlveda está en el Centro Penitenciario Modelo de Barcelona y su traslado a Chile desde España será, según detalló Interpol, acompañado por policías chilenos.