Autoridades y ciudadanos condenaron por igual el violento ataque que sufrió este jueves la Iglesia de la Gratitud Nacional,tras la marcha de los estudiantes y que dejó como saldo la destrucción del Cristo del recinto.

El ministro del Interior,  Mario Fernández, visitó el recinto para expresar su condena a este tipo de actos. El padre Galvarino Jofré, Director de Salesianos Alameda, acentuó la poca protección de la iglesia frente a este tipo de hechos: “Esperamos que haya mayor resguardo y ojalá que estas manifestaciones no tengan el mismo punto de llegada. Estamos estudiando acciones legales”.

Por su parte, el vicario de la zona centro del Arzobispado de Santiago, Marek Burzawa anunció que solicitó una reunión de emergencia con el Intendente Claudio Orrego: “No es primera vez que atacan una iglesia en el centro de Santiago. La violencia no conduce a ninguna parte, nos duele muchísimo que ataquen los símbolos de nuestra creencia, los símbolos de nuestra fe”.
 
Además aseguró: “Como Iglesia estamos de acuerdo con las manifestaciones pacíficas, pero la violencia no es el camino adecuado”.

PUB/NL