La señora Yolanda Valenzuela Cañete, es una madre soltera de dos hijos de 12 y 20 años. Vive en el campamento Las Lomas II de Lo Barnechea, el más antiguo de la RM con 68 años de existencia, y hace 17 años que está postulando a una vivienda social, sueño que está a meses de concretarse. Esto porque ella pertenece a una de las 106 familias que serán beneficiadas y obtendrán su casa propia en el conjunto habitacional Las Lomas II, que es el que tendrá las viviendas sociales más grandes y mejor equipadas del país. “La emoción fue enorme cuando con mis hijos fuimos a conocer la casa, porque son hermosas, muy grandes, imagínese que tienen tres pisos, realmente son casas muy dignas, que nos cambian la vida a nosotros que llevamos prácticamente una vida viviendo en un campamento”, declara en un emotivo diálogo con Publimetro. 

Agrega que “las casas son más grandes y bonitas, además de que vamos a tener un barrio mucho más lindo y con los vecinos ya nos tenemos que empezar a organizar por el tema de la seguridad. Mi hijo es el más contento, porque tiene 12 años y ya escogió la que va a ser su pieza”. 

Gracias a la gestión del alcalde de Lo Barnechea, Felipe Guevara, estas viviendas son de tres pisos, con una superficie de 72 m2 (ampliables a 90 m2), y cuentan con panel solar en el techo, 3 dormitorios, con un amplio living-comedor, cocina, baño en 2º piso, patio de servicio, estacionamiento para auto y reja en fachada, mejorando considerablemente el estándar de las viviendas sociales de nuestro país. 

Según explica Guevara, este proyecto se viene gestando desde 2008. “Cuando comenzamos, éramos junto con Antofagasta la comuna con más campamento en Chile. El municipio hizo un gran esfuerzo no sólo porque los vecinos permanecieran en Lo Barnechea, sino también por mejorar su calidad de vida”, señala, agregando que “con las Lomas II estamos construyendo las mejores viviendas sociales de Chile para el del campamento más antiguo de Chile”.

Este nivel de vivienda fue posible gracias a una colaboración público-privada, ya que el Servicio de Vivienda y Urbanismo (Serviu) entregó el subsidio que entrega normalmente para viviendas sociales, el que se destina para el terreno y la construcción. Sin embargo, el terreno de este conjunto habitacional fue cedido por el Ministerio de Bienes Nacionales al municipio, con lo que los recursos del Serviu se pudieron destinar íntegramente a la construcción, a lo que se sumó un aporte de Costanera Norte de 300 uf por familia, para mitigar los efectos de las obras de la autopista que se realizarán en el sector.  

Alberto Pizarro, director del Serviu Metropolitano, destaca sobre este proyecto que “este es un buen ejemplo de cómo la asociatividad público-privada puede mejorar la calidad de vida de las familias en proyectos de vivienda social”. 

Finalmente, el urbanista y decano de la facultad de Arquitectura de la Universidad del Desarrollo, Pablo Allard, valora esta iniciativa en el sentido de que “se genera un círculo virtuoso donde destaca la gestión del municipio de Lo Barnechea, el aporte que hace un privado como Costanera Center, que no sólo contribuye con obras de mitigación como paisajismo u obras urbanas, sino con un aporte directo al financiamiento para mejorar la calidad de la vivienda social y también por parte del Estado, que contribuye con terrenos bien ubicados para destinarlos a viviendas sociales”. 

Hace algunas semanas el municipio habilitó una casa piloto amoblada para que los beneficiarios fueran a conocer las instalaciones y pudieran tomar las medidas de los muebles que tendrán. El complejo habitacional tiene fecha de entrega para septiembre-octubre de este año.