Una violenta protesta se registró durante este miércoles en el frontis de un conocido restorán de comida peruana del centro de Santiago, donde un garzón tiró agua hirviendo a un perro que acostumbra a dormir en el exterior del local. 

El brutal hecho se registró ayer cuando un garzón del restorán "Ají Seco", ubicado en San Antonio 528, arrojó el líquido hirviendo al can conocido como "Polaco" y que pertenece a una trabajadora del sector. 

Producto del ataque, el animal sufrió quemaduras en el 20% del cuerpo. Esta jornada, defensores de los animales realizaron una protesta en el exterior del local donde pusieron carteles con leyendas en que condenaban la acción contra el pequeño can. 

Algunos más exaltados apedrearon el local, lo que motivó la intervención de Carabineros. 

Según personas que suelen circular por el sector, el animal es alimentado por trabajadores del mismo local, por lo que no se explican el ataque del garzón. 

PUB/VJ