Un grupo de unas 50 personas protagonizó la noche del sábado un ataque incendiario contra la iglesia de la Gratitud Nacional, ubicada en plena Alameda.

De acuerdo con la información entregada por la policía, los desconocidos lanzaron combustible a las puertas del templo católico y posteriormente hicieron estallar un artefacto de ruido.

Fuerzas especiales de Carabineros llegó hasta el lugar del ataque y con el carro lanza aguas evitaron un eventual incendio.

El oficial de ronda de la Prefectura Central Sur de Carabineros, capitán Luis Pérez, detalló que el ataque habría sido realizado por un grupo anarquista.

La iglesia sufrió daños menores y no se registraron personas heridas.

PUB/NL