El proyecto que permite la elección directa del cargo de intendente, fue aprobada ayer por el senado, a pesar de las críticas. Éstas se centran principalmente en las atribuciones que tendrá el nuevo gobernador regional (intendente) y la nueva figura del delegado presidencial.

En esta línea, la semana pasada el senador RN, Alberto Espina acusó que el proyecto entregaba pocas competencias al nuevo gobernador regional, pasando la mayoría de las atribuciones del actual intendente al delegado. "Vamos a elegir una autoridad de cartón", manifestó el senador Espina.

Elección.

El Gobierno Regional, hoy es presidido por un intendente. Con este cambio constitucional, ahora sería liderado por un gobernador regional, quien encabezará el consejo regional. El cargo será elegido cada cuatro años por votación popular, en este caso, por región. Además sólo podrá ser reelegido para un periodo posterior. Para  resultar electo requerirá llegar al menos al 40% de los votos. Otro dato importante, es que la persona que postula deberá haber vivido al menos dos años en la región que corresponda al cargo.

Atribuciones de cada cargo.

El proyecto de ley explica que "al gobernador regional le corresponderá la coordinación, supervigilancia y fiscalización de los servicios públicos regionales creados por ley para el cumplimiento de las funciones administrativas que operen en la región. El gobernador regional también tendrá como responsabilidad la creación de políticas, planes, programas y proyectos en materias de desarrollo económico, social y cultural de la región. También deberá elaborar el presupuesto regional y resolver los instrumentos y decisiones de planificación territorial, como los planes reguladores.”.

En tanto, el delegado regional , quien será designado directamente por el Presidente de la República, será el representante del Ejecutivo en cada región. Dentro de sus tareas, deberá informar al Mandatario sobre el cumplimiento de las funciones, desempeño o eventuales faltas en las que incurran los jefes regionales, representantes ministeriales y autoridades del poder judicial; velar por el respeto a la jurisdicción del territorio, al orden público y resguardo de las personas y bienes, aplicar administrativamente las disposiciones de la ley de Extranjería y ejercer la coordinación, fiscalización o supervigilancia de los servicios públicos que operen en la región. También, en situaciones de catástrofe o emergencia podrá adoptar las medidas necesarias para la adecuada administración de la región y de los complejos fronterizos.

Según el abogado, Juan Luis Díaz, hay grandes diferencias entre las atribuciones que tiene actualmente un intendente y las que tendrá el cargo de gobernador regional, porque dividen el cargo en dos. “Muchas de las atribuciones importantes de este cargo están pasando al delegado presidencial, quién será elegido por el Presidente, tal como se hace con los intendentes actuales. En palabras simples, el verdadero reemplazante del intendente será el delegado y no el gobernador regional”, explica el abogado. Si se realiza un contraste entre las tareas actuales del cargo y las que tendrá el gobernador regional, el experto se encuentra en lo correcto, ya que el cargo actual de intendente considera dos líneas principales para sus funciones: gobierno interior de la región (como representante del presidente) y administración superior de la región.

“Claramente acá se hizo una división estratégica de las atribuciones del cargo”, señala el abogado, destacando que esta separación resguarda la función de cargo de confianza del intendente, ahora bajo la figura del delegado presidencial. “Insisto, el verdadero reemplazante de la figura actual del intendente será el delegado presidencial, mientras que el gobernador regional se centrará principalmente en tareas administrativas”, enfatizó Díaz.