El presidente de Bolivia, Evo Morales, visitará el martes el Silala (suroeste) con varios medios para mostrar que son manantiales cuyo caudal fue canalizado y no un río como sostiene Chile, afirmó este domingo el canciller David Choquehuanca.

El ministro boliviano dijo a los medios que Morales y la prensa nacional e internacional verán que los manantiales "han sido drenados, canalizados por obras civiles por una empresa de ferrocarriles de Chile", tras un permiso dado por Bolivia en 1908.

Agregó que la firma chilena Bolivian Antofagasta Railway solicitó ese año la autorización a la Prefectura de Potosí (suroeste) porque necesitaba el agua para el funcionamiento de sus locomotoras y obtuvo el permiso por 99 años, concesión que fue revocada en 1997.

Actualmente, según Choquehuanca, las aguas del Silala son usadas en el norte de Chile por empresas mineras.

La controversia sobre el Silala ha adquirido actualidad debido a que Morales anunció el pasado miércoles, en el Día del Mar de Bolivia, que se demandará a Chile porque, según dijo, hace un uso "ilegal" y "abusivo" de las aguas del Silala sin pagar por ello.

El mandatario confirmó este fin de semana que la nueva demanda será presentada ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, instancia donde Bolivia ya presentó una demanda contra Chile en 2013 para buscar una salida soberana al Pacífico.

El canciller chileno, Heraldo Muñoz, replicó el sábado que Bolivia optó por la vía de la "odiosidad" y subrayó que su país se defenderá "con todo" para salvaguardar sus intereses ante el anuncio de la nueva demanda ante la CIJ.

"Lo que queda claro es que no es solo el mar, ahora son los ríos y cualquier otra excusa para agredir a nuestro país y sus intereses. No importa cuantas demandas interponga Bolivia en los tribunales internacionales, Chile no cederá soberanía", sostuvo Muñoz.

El ministro chileno también ha mostrado estos días un mapa que acompaña el tratado bilateral de 1904 en el que, según dijo, el Silala se considera un río internacional.

En un discurso, Morales respondió este domingo a los comentarios del ministro chileno afirmando que "no se defiende la soberanía por algo que es robado, algo que es invadido, asaltado o saqueado".

"Quiero que sepa el canciller de Chile, invadir, robar, asaltar, saquear o mentir jurídicamente es delito y espiritualmente es pecado y algunos autoridades de Chile están cometiendo errores garrafales", enfatizó el mandatario boliviano.

La disputa sobre el Silala había estado hasta ahora en un segundo plano frente a la histórica reclamación de Bolivia a Chile de una restitución de su salida al Pacífico.

Bolivia perdió en 1879 su acceso al mar, tras la ocupación de su costa por parte de tropas chilenas.

PUB/VJ